Las plantas medicinales y nuestras infusiones

Las plantas medicinales y nuestras infusiones

Las plantas medicinales son las precursoras de la mayoría de los medicamentos que se usan actualmente. Sus múltiples propiedades contenidas principalmente en sus aceites esenciales son extraídas por distintos métodos, separadas y concentradas para crear los medicamentos.

Por lo tanto las infusiones de plantas medicinales nos aportan una cantidad más pequeña de varios principios activos, pero si se toman de forma continuada tienen un efecto regulador y preventivo contra la mayoría de las infecciones, manteniendo nuestro nivel de pH más alcalino, activando defensas, rutas metabólicas y eliminando toxinas

Tomar infusiones es sobre todo un método de prevención, pero también son muy efectivas en dolencias leves como resfriados, tos, fiebres o problemas de estómago. La diferencia con los medicamentos es la concentración del principio activo y el tiempo de acción. Por ejemplo, una pastilla te puede quitar la fiebre en 1hora, mientras que un par de infusiones bien concentradas pueden tardar 3 o 4 horas.

¿Por qué se recomienda tomar infusiones en vez de pastillas siempre que sea posible?

Porque los medicamentos son tan potentes que suelen solucionar el problema por si solos sin que tenga que intervenir nuestro sistema inmune, esto a la larga hace que nuestro cuerpo sea más "vago" y tenga una respuesta más lenta o menos efectiva. Además los antibióticos no solo atacan infecciones, también a nuestro sistema inmune dejándonos sin defensas y vulnerables a una segunda infección mucho más peligrosa (esto es muy común en los hospitales, donde tras tomar antibióticos por enfermedad u operación se contraen segundas infecciones que se vuelven mucho más virulentas).

Con las infusiones esto no pasa, ya que los antígenos (generalmente no presentes en medicamentos) de las plantas mantienen en alerta al sistema inmune elevando su numero, el principio activo debilita la infección o dolencia y entre los dos se elimina. Además se crean más antígenos específicos para esa infección, evitando futuros contagios u ofreciendo una mejor respuesta ante un segundo ataque.

Sabiendo todo esto, en neoregen decidimos estudiar las propiedades y principios activos de las plantas medicinales, combinarlos con nuestros conocimientos en bioquímica, y crear una "medicina natural" que además regule el metabolismo.

Trabajamos con mezclas de entre 15 y 30 plantas por infusión, y diréis ¿para qué tanto?

Pues muy sencillo, te ponemos un ejemplo: cuando te duele el estómago te tomas una manzanilla o un anti ácido, pero ¿sabes por qué te duele realmente? Nosotros tampoco, pero si sabemos que el estómago esta conectado con la vesícula, el hígado, los intestinos y tiene "cierta relación" con los riñones. Por lo tanto nosotros usamos plantas para cada órgano que tiene una relación directa o indirecta, reduciendo y eliminando los ácidos y gases del estómago, facilitando el transito intestinal y la eliminación de toxinas, aumentando la actividad de hígado y vesícula, y finalmente acompañamos de plantas que aporten un sabor agradable y no "esas mierdas" que se anuncian en la tele o encontráis en supermercados, que además de ser poco efectivas suelen estar malísimas.

Así que ya sabéis, si queréis encontraros mejor y reducir el consumo de medicamentos tomar infusiones...y si es posible de neoregen.



Conoce nuestras infusiones aquí.